Las pruebas hidrostáticas consisten en aplicar presión a mangueras o tuberías fuera de operación, con el fin de comprobar su hermeticidad y la consistencia de su soldadura.

Para realizar las pruebas se usa agua o fluidos no corrosivos, buscando además que se haga en condiciones seguras para los involucrados en el análisis de presión.

Cualquier equipo nuevo siempre debe ser sometido a esas pruebas de presión, las cuales pueden realizarse en un taller o en el lugar donde se esté realizando un proyecto industrial o una construcción.

Comúnmente al realizarse la prueba hidrostática, ya no será necesario volver a repetirla, solo y cuando exista alguna sospecha de algún daño causado en el traslado de la manguera y las tuberías o en caso de reemplazo.

En conclusión, la prueba hidrostática nos permite:


  • Comprobar la calidad en la ejecución del trabajo
  • Analizar las condiciones de operación para garantizar la seguridad a los trabajadores y a las instalaciones.
  • Principalmente detectar fugas.

Entre los servicios que damos en Comind, realizamos pruebas hidrostáticas a mangueras hidráulicas y metálicas. Contáctenos